lunes, 29 de marzo de 2010

Strange Fruit, Abel Meeropol (versión Billie Holiday)

A finales de los años treinta, Abel Meeropol un profesor judío de Nueva York quedó impresionado al ver la fotografía del linchamiento de dos afroamericanos en un estado del Sur. Una muchedumbre de blancos de todas las edades, hombres, mujeres y niños, aparecían sonrientes alrededor de los cadáveres de Thomas Shipp y Abram Smith, colgados de dos álamos en medio de la noche. Aquella visión, cruda y desagradable, se le metió en la cabeza y no pudo dejar de pensar en ella durante varios días. Como resultado de esa experiencia escribió el poema ‘Bitter Fruit’ (Fruta amarga), que publicó bajo el seudónimo de Lewis Allan. Ante la excelente acogida, sus compañeros del partido comunista le animaron a ponerle música, y así nació la canción ‘Strange Fruit’. (Aunque más adelante se diría que fue Holiday quien puso música al poema de Meeropols, quedó demostrado que no fue así).

Tenía tanta fuerza, y reflejaba una realidad tan sórdida y alarmante en pleno siglo XX, que ‘Strange Fruit’ no tardó en popularizarse en los círculos de la izquierda estadounidense. Parece ser que fue Barney Josephson, propietario del Café International (o Café Society, punto de reunión de los intelectuales liberales y de izquierda en el Greenwich Village neoyorquino), quien vio a Billie Holiday como la intérprete ideal de esta canción, y por ello decidió poner en contacto al autor con la legendaria cantante de blues.

Holiday no fue la primera intérprete de la canción, pero sí la que consiguió dotar a la composición de la fuerza justa, pues algunos antes que ella le dieron un dramatismo excesivo. Las primeras veces que la cantó, el público quedaba tan impresionado, por lo que contaba y por cómo lo hacía, que tardaba en romper a aplaudir.

Con esta canción cerraba Holiday sus actuaciones. Se quedaba a oscuras, sólo iluminada por un foco, y allí, con los ojos cerrados, comenzaba a cantar. Sólo intentó interpretarla unas pocas veces en los estados del Sur, donde de por sí ya actuaba poco. En ningún caso logró terminarla, dada la violenta reacción del público. “Esta canción consigue distinguir a la buena gente de los cretinos y los idiotas”, escribió en su autobiografía.

Según las conservadoras estimaciones del Tuskegee Institute, entre 1889 y 1940 2.833 personas fueron linchadas en Estados Unidos, el 90 por ciento en los estados del Sur, y más del 80 por ciento eran afroamericanos. En 1939, una encuesta puso de manifiesto que seis de cada diez blancos de los estados sureños aprobaban la práctica del linchamientos de los negros.

Frutos extraños

Los árboles del Sur tienen frutos extraños.
Sangre en las hojas y sangre en las raíces.
Cuerpos negros balanceándose con la brisa del sur.
Extraños frutos colgando de los álamos.

Una escena pastoral del Sur galante,
los ojos fuera de sus cuencas y la boca torcida,
aroma de las magnolias, dulce y fresco,
entonces, el repentino olor a carne quemada.

Lo que hay aquí es un fruto para que lo arranquen los cuervos,
para que lo empape la lluvia,
para que lo zarandee el viento
para que el sol lo pudra
para que gotee de los árboles.
Lo que hay aquí es un cultivo extraño y amargo.

4 comentarios:

  1. Buf!...¡qué barbaaridad!. Increíble, maravilloso, ¡tengo los pelos de punta y la carne de gallina!. "Los ojos fuera de las cuencas", hay que ver cómo lo dice... es que te duele la voz de Billie Holiday, escuece. También se puede notar ese dolor en la voz con el "repentino olor a carne quemada" y con el último grito que termina la canción conla palabra "cultivo". Es genial. Inmejorable momento el que he vivido en este blog para cruzar la difícil hora de la medianoche. Te agradezco inmensamente que nos hayas regalado este grandioso poema en esta incomparable y rota voz de esas noches interminables. Absolutamente encantado.

    PD: Desde luego, la imagen es terrible. Los versos no podían ser de otra manera.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya resultado interesante, Marcos. Realmente pone los pelos de punto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Excelente interpretación de Billie Holliday, aunque la de Josh White seguirá siendo mi preferida por siempre http://www.youtube.com/watch?v=YZjoAtA-hY0&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  4. Este poema fue una de los principales emblemas en la lucha por los derechos civiles en EEUU, con una desgarradora interpretacion de Billie Holliday

    ResponderEliminar